Campanas Rivera: Fundición de campanas. Maestros fundidores de campanas desde el siglo XIX Campanas Rivera: Maestros fundidores de campanas desde el siglo XIX. 150 años fabricando campanas de bronce

 

Campanas Rivera

Si había en la antigüedad, en las ciudades, villas y aldeas de nuestros antepasados, un sonido especialmente familiar e integrador, ése era el que se expandía desde las torres de las iglesias a toque de campana.

Las campanas eran el medio de comunicación de masas más importante en la sociedad tradicional.

Si la parroquia presidía los ritos de paso de la vida humana, minuciosamente contenida en sus registros, las campanas marcaban el ritmo de la vida cotidiana, de las horas del día, de las estaciones del año y de las visitas periódicas de la muerte.

Toda campana poseía una personalidad propia, un sonido diferente, un lenguaje con variaciones respecto al de otros lugares y hasta unos poderes especiales. Incluso se las conocía por sus nombres propios.

Campanas Rivera lleva 160 años realizando todo el proceso de fabricación de las campanas, trasladando su fino sonido rivera por todo el mundo. Desde entonces y hasta nuestros días, nuestra empresa se caracteriza por ofrecer a nuestros clientes calidad, rapidez y buen servicio.

Realizamos la automatización de sus campanas de forma personalizada, así como los toques y el estilo (Gótico o Románico) que el cliente demande. Y fabricamos todos los accesorios que llevan las campanas como yugos (de madera o metálicos), badajos, etc.

En la fabricación de nuestras campanas seguimos conservando las más antiguas técnicas artesanales, conjugando barro, fuego y bronce, materiales que manejados por personal altamente cualificado, consiguen, con su buen hacer, la fabricación de campanas de exquisita calidad y sonido.

Disponemos de servicio técnico propio y llevamos a cabo la instalación en cualquier parte del mundo.

Realizamos presupuestos sin compromiso.